El Islam y la tolerancia del año 711 al siglo XVI

Cordoba mezquita

interior de la Mezquita de Córdoba en la capital del califato

Para contestar a las preguntas:

“¿fueron los musulmanes tolerantes con las culturas cristiana y judía?

¿cómo fue la situación de los cristianos y judíos bajo el dominio musulmán?”

es preciso definir los términos centrales que contienen.

La palabra “ musulmanes” designa a los que creen que Allah es el único dios y Mahoma su profeta, tal y como está indicado en las fachadas de sus monumentos religiosos: las mezquitas.

El Islam, es el nombre de dicha religión y significa “sumisión”. El libro que compila la palabra de Allah es el Corán que significa “recitación”.

Los musulmanes llegaron a España en el año 711 y dejaron la península en el siglo XVI, cuando fueron expulsados por los Reyes católicos  que en 1492 habían tomado Granada. El medio millón de “moriscos” – término que pasó a designar los musulmanes que aún permanecían en España – tuvieron que dejar el territorio.

En estos ocho siglos la situación de los musulmanes evolucionó de manera notoria.

Evolución de Al Andalus

Evolución de Al Andalus

¿Cómo se desarrolló esta evolución a lo largo de estos siglos de ocupación?

La cuestión de la tolerancia se refiere a la tolerancia con las otras populaciones existentes: la judía, cuyo libro era la Torah (el Antiguo Testamento)  y la cristiana que seguían las enseñanzas del Antiguo y Nuevo testamento y creían que Jesucristo era el Hijo de Dios.

Cuando llegaron los musulmanes, la península estaba bajo dominio visigodo, con capital en Toledo. Los visigodos se habían convertido al cristianismo por lo cual los judíos en la época visigoda eran una populación minoritaria.

Interrogarse sobre la cuestión de la tolerancia no debería limitarse a la cuestión religiosa sino que también tendremos que pensar en la tolerancia política asi como en la tolerancia del acceso al saber puesto que el acceso a la prosperidad y al poder depende del acceso al saber y ello explica que los países “colonizadores” apartan las populaciones conquistadas del saber, ya que éste constituye una amenaza sería para la dominación.

Consideraremos pues la tolerancia desde los puntos de vista de la religión, de la política y del acceso al saber.

Debido a la evolución de la situación musulmana responderemos a estas preguntas en tres partes:

  • La primera tratará de la tolerancia de los musulmanes a su llegada a la península.
  • La segunda tratará de la tolerancia con las culturas cristiana y judía en la época que va de 711 a la caída del Califato en el siglo XI, en 1031.
  • La tercera parte tratará de la tolerancia con las culturas cristiana y judía en la época de las taifas con la llegada de los Almorávides y los Almohades a mediados de siglo XII hasta 1492 época designada bajo el nombre de “segundas” y “terceras taifas”.

Tolerancia de los musulmanes a su llegada a la península en el año 711 el primer Emirato,  a la fundación del emirato en 756.

Contestar a la pregunta de la tolerancia es casi una pregunta de tipo filosófico puesto que el concepto de tolerancia evoluciona a medida que evolucionan las personas y es relativo al periodo en el que se vive. En este caso , para ser justos, habría que comparar la tolerancia con relación a los gobiernos anteriores: en este caso los Visigodos. Se sabe que cuando los visigodos se convirtieron al cristianismo la situación de los judíos se deterioró.

Vamos a examinar, primero la situación de los judíos, luego si hubo violencia y en tercer lugar si obligaron a las populaciones indígenas a convertirse.

¿Cuál fue la situación de los Judíos?

Se sabe que los visigodos eran un pueblo bárbaro y que, a modo de tortura, arrancaban los pulmones y el corazón de las  personas vivas.

A la llegada de los primeros musulmanes, se puede pensar que los judios se alegraron de ver llegar a los “Invasores” por lo cual les ayudaron a tomar ciudades. Citemos a Stanley G. Payne ESPAÑA, UNA HISTORIA ÚNICA

El grupo étnico que inicialmente se benefició de la dominación islámica fueron los judíos espa­ñoles, ya que disfrutaron de una mayor tolerancia y de más oportunidades que durante la época visigoda, de esa manera “al-Ándalus” asistió a un florecimiento de la cultura hebrea”.

Según Brian CATLOS, de la Universidad UC Santa Cruz

The jews of the wisigothic Spain weren’t in the best or the strongest position in the sense that they were a marginalized minority whithin a culture that didn’t understand Jewish practices or Jewish religion. There were a series of law codes that restricted the actions of Jews, forced them to convert and ultimately enslaved them”. (Los judíos bajo la España visigoda no estaban en la mejor posición eran una minoría marginalizada dentro de una cultura que no comprendía las practicas judías ni su religión. Había una serie de leyes que restringía su acción, les forzaba a convertirse y acababa convertíendoles en esclavos).

¿Fue una “invasión” violenta?

Recopolis

Recopolis

Según  el arqueólogo Lauro OLMO ENCISO, Universidad de Alcalá, Madrid,

Los árabes encontraron las ciudades en crisis, tanto social como urbana, la visión tradicional es que, cuando llegaron los árabes, la sociedad se derrumbó. Sin embargo esto no es cierto en absoluto : el derrumbe de las ciudades habia  empezado ya  durante la época visigoda”.

El arqueólogo ha estudiado la ciudad de Recopolis cerca de Madrid que era la Ciudad Real. Según él ésta era la Ciudad Real visigoda más importante en Europa Occidental. Que estuviera en crisis corrobora la idea del derrumbe del dominio visigodo peninsular en su globalidad:

 “No hemos encontrado ningún rasgo de violencia, respecto a esto la arqueología aporta datos distintos a los de la visión tradicional. Los musulmanes construyeron una nueva sociedad”.

Antonio DOMÍNGUEZ ORTIZ resume la situación a modo de compromiso:

“Los invasores del siglo VIII eran unas bandas guerreras que derrotaron al ejército visigodo y se apoderaron de toda la Península, ya con breves episodios bélicos, ya con acuerdos o pactos con oligarquías locales. La masa no tenía voluntad ni medios de resistir”.

La crueldad de los visigodos y los impuestos que abrasaban a las populaciones pueden explicar la falta de voluntad de resistir de estos y que se rindieran tras “breves episodios bélicos”.

¿Hubo conversiones forzadas?

En cuanto a la cuestión de saber si, como ocurrio bajo el dominio Visigodo, hubo conversiones forzadas, he aquí la opinión de Eduardo MANZANO, CSIC Madrid al respecto :

“Es difícil explicar por qué se convertía la populacion, pero no hay nada que pruebe que hubiera conversiones forzadas. Se puede decir que es similar a lo que ocurrió con el Imperio Romano cuando las populaciones se convirtieron a los valores religiosos y culturales de los romanos, a la forma de vivir de una civilización que ofrecía tantas ventajas. El Islam era una cultura de innovación fenomenal, de grandes oportunidades aportadass por el mercado y el comercio que eran mucho más interesantes”.

David NIRENBERG, de John Hopkins University confirma este atractivo:

There is a lot that is attractive about Islam to the populations they conquer”. ( el Islam tenia un gran atractivo para las populaciones conquistadas).

A los conversos se les llamó muladíes. A los cristianos arabizados (llevaban nombres árabes hablaban árabe, leían poesía árabe, no comían cerdo), se les llamó mozárabes.

¿Cómo se pueden explicar estos hechos?

Examinemos ahora algunos de los preceptos del Islam que pueden explicar estos datos.

La religión musulmana respeta las religiones del libro “El Kitab” (en árabe), considera a Jesús como uno de sus profetas y respeta a María la madre de Jesús. Según el Imam Faisel RAUF, Fundador de, “The Cordoba Initiative”:

“los cristianos y los judíos siguen y respetan las Escrituras, esto los une [a los musulmanes] y los hace formar parte de una sola familia.”

Por esta razón los mozárabes  -cristianos- podían practicar su religión tal y como los judíos. Tenían que pagar unos impuestos a cambio de la protección de sus señores musulmanes y no gozaban del mismo prestigio en la sociedad.

Podemos pues concluir esta parte mencionando que los musulmanes fueron más tolerantes que los visigodos con los judíos, que su llegada no fue una gran guerra violenta y además no hubo conversiones forzadas. Esto no significa – demos crédito a César Vidal- que no hubiera resistencia en algunas zonas, sin embargo también es cierto que carecemos de datos otros que los que aporta la arqueología ya que los cronistas fueron particularmente lacónicos al respecto.

Tolerancia de los musulmanes con las culturas cristiana y judía durante la época que va del año 711 a la caída del Califato en 1031

 

Examinamos ahora, las oportunidades profesionales que los musulmanes ofrecian a los cristianos y a los judíos y  veamos en qué medida tenían acceso al saber. Por último observaremos que la situación de tolerancia no era absoluta y aportaremos algunos matices a los párrafos anteriores.

Abderramán III

El califa Abderramán III

¿Tenían acceso, los cristianos y judíos, a las oportunidades profesionales asi como a las altas funciones?

El “seudohistoriador” César Vidal en su libro España Frente al Islam alega, como prueba de intolerancia de los musulmanes, que los Judíos hacian los trabajos que nadie quería hacer, como castrar a los esclavos (la religión musulmana legaliza la esclavitud). Sin embargo no todos los judios eran castradores de esclavos, y se puede suponer que los que elegían tal oficio hubieran podido elegir otro. Según Raymond P. SCHENDLIN, del Jewish Teological Seminary:

the jews are particularily well-integrated: they do business with muslims and they intereact with muslims” (los judíos estaban particularmente integrados, hacían negocio con los musulmanes y intercambiaban con ellos.)

Citemos el ejemplo del médico personal del emir que se proclamó califa (“sucesor” del profeta), Abderramán III; su médico era el judío Hasdai Ibn Chiprut, éste curó a  Abderramán. Tras curarle se convirtió en su confidente y ministro de asuntos exteriores. También tradujo del griego el tratado de Dioscórides (médico del siglo primero), que le habia regalado el emperador de Constantinopla al Califa.. Por otra parte este mismo califa mandó su embajador, que era cristiano, al Rey Otto primero de Alemania para resolver un asunto litigioso.

¿Tenían acceso al saber?

Se sabe que el propio profeta Mahoma, a quien Allah mandó que escribiera el Corán, era analfabeto. Este milagro dio lugar a uno de los preceptos de la religión musulmana que preconiza el saber. Esta es la razón por la cual en las mezquitas, la escuela – la “madarasa”- se encuentra sin separación alguna de la mezquita misma y de forma contigua a ella. A los que querían convertirse se les enseñaba a leer y a escribir en árabe.

Según  Lourdes María Alvaro de la Catholic University en EEUU los poemas eran la forma más eficaz de intercambiar culturas. Los árabes tradujeron libros clásicos griegos y trajeron muchos avances como las matemáticas, la tecnología del papel y nuevas técnicas de irrigación de agua corriente –mientras que los romanos utilizaban agua embalsada.

Todos los habitantes de la península se beneficiaron pues de una forma u otra de este saber. Se sabe que en la capital Califal había 70 bibliotecas con medio millón de libros en cada una. Jaime OLIVER ASÍN Escribe :

 “En 711, el Islam pasó a la Península y fueron, enseguida, los musulmanes españoles quienes enseñaron a Europa la medi­cina, la alquimia, el álgebra,la filosofía, la música; en una palabra, la ciencia griega, que el viejo continente apenas conocía ya, tras la inva­sión de los bárbaros.”

¿Qué matices podemos aportar a los párrafos anteriores?

César Vidal menciona los diferentes estatutos de cada autóctono:

Aquellos vencidos que habían osado resistir a los invasores se vieron sometidos al denominado Régimen de Suhl, que, en el peor de los casos se traducía en la ejecución de los varones y la esclavitud de mujeres y niños, y, en el más benévolo, en la sumisión, seguida de la entrega de bienes. Por el contrario, los hispanos que se rindieron sin ofrecer resistencia a los musulmanes entraban en el Régimen de Ahd, lo que les garantizaba una cierta autonomía administrativa, la conservación de algunos bienes y la prác­tica de la religión propia. Con todo, no podían aspirar a recibir el mismo trato que los musulmanes ni tampoco permitirse la predica­ción de su fe so pena de muerte. A todo ello además se añadía la car­ga de una serie de impuestos que no pesaban sobre los musulmanes, como el Personal (shizya)”.

Sin embargo poniendo esta situación en su contexto, en occidente antes de la revolución francesa no había ningún sistema que se pueda calificar de igualitario. Por lo tanto en este contexto de la edad media ¿tendría mucha relevancia denunciar el Islam por intolerancia a la luz de estas distinciones? Por otra parte sabemos que en cada ciudad convivían las tres culturas. Por otra parte tal y como lo apunta Cristina SEGURA, Universidad Complutense, cada barrio tenía sus puertas que se cerraban por la noche, lo cual indica que la convivencia no era tan liberal como se puede pensar. En último lugar se sabe que a lo largo de su historia, Al Ándalus sufrió varias guerras civiles por lo cual la tolerancia no sólo por parte de los musulmanes sino entre las tres culturas demostró su frágil equilibro. Los muladíes (conversos) veían con mal ojo la situación de los cristianos mozárabes que gozaban según ellos de un estatuto demasiado privilegiado que debía de pertenecerles a ellos solos, ya que se habían convertido para pertenecer a la “sociedad superior”.

Para terminar esta parte cabe mencionar que el Islam de los tres primeros siglos hasta la caída del califato de Córdoba no vedó las oportunidades laborales y que las tres culturas se beneficiaron del saber y de las innovaciones tecnológicas aportadas por los musulmanes. Sin embargo esto no significa que no hubiera diferencias de estatutos ni fricciones debido a ello.

Tolerancia de los musulmanes después de la caída del Califato en la época de las Taifas

En esta tercera parte debemos tener presente que en la época de las Taifas se inició la Reconquista y poco a poco los territorios bajo dominio musulmán fueron mermados. Ambos, cristianos y musulmanes iniciaron una labor de “purificación” de sus religiones, en el Siglo XII. Vamos a examinar primero la violencia de los Almoravides y Almohades y luego ver qué pasó con los que ocupaban el territorio sin ser musulmanes.

La violencia de los Almorávides y Almohades

Según Brian CATLOS, de la Universidad UC Santa Cruz: Estas fueron las motivaciones de los Almorávides y los Almohades

 “There was a combination on their side of a moral duty and a political desire in order to conquer the society and once they conquered it to transform it into something which they saw as morally appropriate”. (“Había una mezcla de deber moral y de ansias políticas de conquistar la sociedad, y una vez conquistada de transformarla en algo que a ellos les parecía moralmente apropiado”).

Esto se manifestó de forma extremadamente violenta.

Según Antonio DOMINGUEZ ORTÍZ,

Los alfaquíes y ulemas reprochaban a los reyezuelos su escaso celo por la Fe Islámica y su tolerancia hacia los cristianos y los judíos”.

Se conoce la época de las Taifas como una época de gran intolerancia. Cuando llegaron encontraron la Corte de la Taifa de Sevilla, bebiendo vino – cosa que el Islam prohíbe- y conviviendo con los cristianos. El Emir de Sevilla fue enviado a la cárcel a Marueccos y los nor-africanos tomaron así su reino para ellos mismos. Esto dio comienzo a la era la más violenta de Al Ándalus.

Los Almorávides y los avances del saber

Los musulmanes quemaron los libros de Al-Andalus. Empezaron a “purificar el Islam”. Se veían como los salvadores del Islam frente a la Reconquista progresiva. Nos llegaron hasta hoy las obras de los autores árabes por las compilaciones que hicieron otros. Aquí tenemos las palabras de Alberto de Frutos en Las Navas de Tolosa HISTORIA de Iberia Vieja, nº 1

En Sevilla los Almohades eri­gieron, entre otros monumentos, la Giralda y la Torre del Oro; pero en su integrismo no dudaron en poner coto a la ciencia y las artes de su época; y personalidades como Maimónides, el gran médico y filósofo judío, o el filósofo musulmán Averroes, sufrieron la represión y el exilio”.

¿Qué ocurrió con los que ocupaban el territorio sin ser musulmanes?

 Se suele pensar que el Islam fue tolerante para los judíos pero esto se terminó en 1150, los judíos migraron junto con los cristianos que se vieron obligados a abandonar las casas de sus ancestros huyendo hacia los reinos cristianos del norte de la península.

En 1014 en Málaga el judío  Ibn Naghrela se convirtió en el visir (“primer ministro” del emir de Granada, Habbus-al-Muzzaffar En 1057 Ibn Naghrela añadió a este título el de jefe del ejército de Granada. Escribió libros y poesía.  A la muerte de su padre en 1066, el hijo de Ibn Neghrela, José, heredó el título de visir de su padre.

Maimonides

Maimonides

En 1066 se rebelaron las populaciones locales y 2000 judíos fueron masacrados y así halló la muerte José Ibn Neghrela. Este acontecimiento permite apreciar los cambios que sobrevinieron en tan sólo una generación.  En 1145 las familias judías y cristianas tuvieron que abandonar las casas de sus ancestros, debido a las persecuciones. Según la ley de los Almohades las otras religiones estaban fuera de la ley Islámica. Los judíos prefirieron los Reinos Cristianos del norte. Uno de los judíos que huyeron fue el propio Maimonides que es conocido como uno de los mayores filósofos de la historia judía. No huyó al norte sino a Egipto pero siempre se siguió auto-denominando  “Moisés el Sefaradí” (Sefarad significa Hispania/España en hebreo) Dedicó su vida a comentar las obras de Arístotoles cuya obra era controvertida ya que representaba amenazas para la religión cátolica. (Véase a este propósito el libro “En el nombre de la rosa”  de Umberto Eco que trata de la obra de Aristóteles sobre “La Comedia” hoy en día desaparecida por ofensa a la religión católica).

Podemos concluir esta parte con las palabras de Stanley G. PAYNE, en ESPAÑA, UNA HISTORIA ÚNICA:

 “Desde finales del siglo X la intolerancia y la opresión comenzaron a acentuarse. A finales del siglo XI las actitudes judías estaban cambiando y la preferencia por el dominio musulmán estaba dando paso a una posición equidistante respecto a cristianos y árabes, que en la segunda mitad del siglo había comenzado a bascular hacia una orientación pro-cristiana, ya que en esa época los judíos veían más tolerancia y oportunidades en los regímenes cristianos. En ese momento arranca la acusada hispanización de los hebreos peninsulares”.

Conclusión del ensayo

Como lo hemos visto la situación de los judíos y cristianos bajo el dominio musulmán fue evolucionando. Bajo los Omeyas – es decir hasta la caída del califato- gozaron de una situación tolerante y las tres culturas convivieron aportándose mutuamente las unas a las otras. Pero después de la caída del califato  con las acciones de los cristianos, por una parte al norte y la llegada de los Almorávides y los  Almohades por el sur, la tolerancia se fue acabando obligando a los judíos y cristianos a huir.

Aun así, cabe recordar que la intolerancia se fue radicalizando después de la Reconquista: Isabel la Católica obligó a los judíos a convertirse o a dejar el territorio en 1492 al tomar Granada. Poco a poco se fue estableciendo la Inquisición que se dedicaba a perseguir a los “infieles” que ofendían la santa religión católica apostólica y romana, de un modo u otro…

  • Bibliografía

César Vidal España frente a Islam

Stanley G. Payne, ESPAÑA, UNA HISTORIA ÚNICA

Alberto de Frutos  Las Navas de Tolosa HISTORIA de Iberia Vieja, nº 1

Antonio DOMÍNGUEZ ORTIZ, ESPAÑA. Tres milenios de Historia

Jaime OLIVER ASÍN Historia de la lengua española

  • Webografía

http://www.digplanet.com/wiki/Hasdai_ibn_Shaprut.

  • Documentales

The rise and fall of Islamic Spain

Intervienen

Brian Catlos, de la Universidad UC Santa Cruz

David Nirenberg, de John Hopkins University

el Imam Faisel Rauf, Fundador de, “The Cordoba Initiative”

Raymond P. Scheindlin, del Jewish Teological Seminary

María Alvaro de la Catholic University en EEUU

When the Moors ruled in Europe

Intervienen

El arqueólogo Lauro Olmo Enciso, Universidad de Alcalá, Madrid,

Eduardo Manzano, CSIC Madrid

Anuncios

Un comentario en “El Islam y la tolerancia del año 711 al siglo XVI

  1. Pingback: La España cristiana de las tres culturas | Historia de España

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s