la Leyenda Negra española: mitos y realidades

Portada No siempre lo peor es ciertoEn la película de George Cukor My Fair Lady, el fonético Henry Higgins, interpretado por Rex Harrison, entona la canción “ Let a woman in my life”.La letra dice preferir incluso un regreso de la Inquisición española a dejar una mujer entrar a su vida

 “I prefer a new addition of the Spanish Inquisition than to ever let a woman in my life!

El historiador hispanista británico,  Henry Kamen apunta que en la película Elizabeth, la Edad de Oro, se presenta a Felipe II como un mutilado mental.

 España tiene la reputación de haber exterminado a los indigenas de América, quemado brujas en un fanatismo religioso sin par, y de haber tenido a un degenerado gobernando a un imperio donde no se ponía el sol.

 Esta negatividad acerca de la visión de la historia de España se conoce como la Leyenda Negra.

Citemos al historiador Antonio Domínguez Ortiz quien define como fue articulada dicha leyenda negra

“La Leyenda Negra se articuló en el reinado de Felipe II sobre tres conceptos: Inquisición, política exterior y trato a los Indios”.

 Trataremos de examinar la Leyenda Negra siguiendo estos tres ejes mencionados por el historiador, para analizar  los mitos y realidades en las que está envuelta la historia de España.

 La inquisición

Carmen Iglesias, historiadora y miembro de las Reales Academia de Historia y Lengua ha escrito un libro que desmiente varias ideas y representaciones que la “doxa” ( opinión común) tiene acerca de la historia española, por lo cual el libro se titula “No siempre lo peor es cierto” retomando el título de una comedia de Calderón. En una entrevista la historiadora cita la anécdota contada por Fernando García de Cortázar  publicada en el ABC y es la exclamación del historiador inglés Henry Kamen:

Es inaudito. Los únicos en todo el mundo que se creen ya la Leyenda Negra a pies juntillas son ustedes, los universitarios españoles. Me abochorna”.

 Según la autora de “No siempre lo peor es cierto”, una trampa en la que caemos a menudo es el “presentismo”. Según ella hay que

“Ver lo que los hombres y las mujeres de una época podían hacer frente a unos acontecimientos con los instrumentos mentales y materiales que tenían […] El presentismo es proyectar los valores nuestros hacia épocas anteriores, y además ponerse a juzgar a condenar, aprobar.”

Estas son sus palabras acerca de la Inquisición :

“Parece que sólo hubo inquisición en España, estuvieron quemando brujas [..] en toda Europa, y en América y en EEUU muy tardíamente durante cinco siglos. En España había una inquisición de tipo político, lo que pasa que se alargó efectivamente más de la cuenta. Eso claro Baroja también lo menciona en su Historia magnífica sobre la brujería y aquí no se cayó en eso. Es decir que inquisición hubo, en todo ese periodo que los historiadores llamamos de “absolutismo confesional” en el mundo católico y en el mundo protestante. Hubo la misma intolerancia en unos que en otros, efectivamente la inquisición fue durísima.

Hay un libro de un historiador inglés sobre la comparación entre la inquisición inglesa y la inquisición española y entonces dice que la inquisición española tenía unas reglas durísimas pero estaba reglamentada, por mucho que nos horrorice estaba reglamentada la tortura. En Inglaterra, el verdugo se llevaba a los prisioneros a su casa, o sea y allí no había ninguna reglamentación ningún control.

Quiero decir no se trata de comparar, de decir, mejor o peor, sino de ver la complejidad en unos tiempos en que la crueldad, la vida humana no valía nada o aun valía muy poco cuando no se era de las clases poderosas y donde la muerte civil y la muerte física eran algo común, algo que hemos intentado evitar en el trascurso de los siglos con la invención de mecanismos y de instituciones  que de alguna forma eviten que el fuerte aplaste al débil”.

En otros términos, la autora no desmiente que hubiera inquisición en España sino que confirma el juicio de Fernándo García de Cortázar quien explica que

“La España de Felipe II no fue diferente del resto de monarquías de la época, pero la “Leyenda Negra” como luego se la bautizó hizo fortuna”.

Al parecer  la Inquisición mantuvo abierta 44,676 causas y fueron sacrificadas 1346 personas (dixit Rafael Gómez Pérez).

El historiador Henry Kamen ha comentado en el documental “ El mito de la Inquisición española” que algunos prisioneros cometían blasfemos para poder ser transferidos a las prisiones de la Inquisición.  Según él, en todo el periodo un total de 3000 muertos ( citado por Rafael Gómez Pérez, Historia de Iberia Vieja N°30).

En definitiva la inquisición no era un genocidio y en aquella época la tortura era reglamentada, por lo cual hay que considerar las cosas en el contexto europeo aunque el argumento “ más eres tú” como lo explica el propio Rafael Gómez Pérez, no es convincente en historia. Simplemente podemos utilzar las comparaciones a modo de contextualización.

La leyenda negra de los indígenas de América

Teodore de Bry  crédito foto:  http://vaca.com/de-bry-plates/

Teodore de Bry
crédito foto: http://vaca.com/de-bry-plates/

Teodoro de Bry publicó 42 volúmenes de 17 láminas en su editorial donde desprestigia a España probablemente con motivo de la rebelión de Flandes reprimida por el Duque de Alba en el siglo  XVII.(1590)

Estas son sus palabras de la Dr. Carmen Iglesias acerca de los indígenas de las Indias

“John Eliott en un magnífico libro sobre los imperios transatlánticos comparaba muy bien el imperio hispano y el imperio anglosajón, entonces en el imperio español ha habido siempre lo que él llamaba fronteras de inclusión y ha habido un mestizaje, para bien y para mal. La cantidad de muertes que se originan desde el primer momento del descubrimiento y de la conquista -hay que desde luego tener en cuenta que los conquistadores iban a conseguir dinero y posición social, no eran hermanitas de la caridad- pero todas esas muertes en las guerras, en la explotación en las encomiendas, no suponen un genocidio y están más bien motivadas tal y como lo han motivado los demógrafos y los historiadores económicos.

Hay alguien que decía: “aunque los españoles hubieran ido a entregar rosas a los indios, hubiera habido el mismo número de muertos-  porque son las epidemias, al contacto de poblaciones que no eran inmunes, que entonces caen como moscas, pero genocidio de los indios no ha habido.

El genocidio de los indios se produce ya en el siglo XIX por las propias élites criollas y ya formadas hispanoaméricanas donde en ciertas zonas todavía pasa ahora en algunas zonas de las selvas amazonas donde por intereses económicos se han eliminado tribus enteras, pero genocidio no ha habido, como dice Eliot, eso no excluye todas las injusticias a nivel humano, y eso es otra cosa, pero nunca era genocidio. En el imperio anglosajón eran unas fronteras de exclusión, se empujaba a los habitantes de un sitio y a veces se les exterminaba”.

Podemos resumir pues sus palabras diciendo: que no hubo voluntad genocida por parte de los conquistadores; si bien hubo descenso de la populación fue debido sobre todo a las epidemias y hubo mestizaje.

La historiadora también compara el mundo anglosajón a la colonización española: el mestizaje hoy en día es una realidad palpable en América Latina, lo cual no es tan cierto en América del Norte donde el ideal del “ WASP ( White anglo-saxón protestant)” predominó. Veamos donde nació la leyenda negra de las Indias :

“En el siglo XVI empezó a circular por Europa una visión distorsionada y manipulada de la conquista y la evangelización de América que ha venido a conocerse como la “Leyenda Negra”. Su autor fue el flamenco Teodoro de Bry, su origen fue político y su objetivo fue desprestigiar la presencia española en el Nuevo Mundo. Hay que recordar que en aquel tiempo Flandes se encontraba en guerra con España” (Raíces de la Evangelización – EWTN).

Según el profesor Castañeda, profesor en la Universidad de Sevilla

el libro de las Casas constaba de 15 volúmenes pero solo interesó el Tratado de la Destrucción que es un folleto de 70 páginas. […] La historia de las Indias no es un libro histórico: es un libro de un gran historiador”.

El Dr.Luciano Pereña añade :

 “ El hecho es que los flamencos publicando en latín que era la lengua internacional se extiende por toda Europa, quizás lo más importante es que Teodoro de Bry lo ilumina láminas con unas láminas realmente espantosas, poniendo de relieve lo más negativo que aparece también en B. de las Casas a veces abultándolo, exagerándolo, y esto en diez y siete láminas se extiende por toda Europa y forma la gran conciencia contra España. De este modo la “leyenda negra” se convirtió en un arma importante en manos de los protestantes en  su lucha contra la Iglesia y España. Se convirtió en la fuente única en la que se han inspirado muchos historiadores con una base de verdad a medias [..] que llevan a una falsificación histórica”.

 El  Dr. Pedro Borges  observa las realidades palpables que han llegado hasta nosotros: la evangelización era:

“ respetar aquellas que eran indiferentes y en virtud de las cuales subsisten una serie de costumbre pre-hispánicas que los evangelizadores unas veces respetaron y otras veces fomentaron ellos mismos. Por ejemplo la lengua, si hoy subsiste el quechua es porque los evangelistas la respetaron e incluso nos han trasmitido sus gramáticas. Si existe en el náhuatl, es por la misma razón , si existen bailes canciones prehispánicas es porque los evangelizadores consideraron que eran elementos indiferentes de cada pueblo que por lo mismo había que respetarlas porque formaban parte de esa cultura. Hubo una síntesis cultural y racial y el mestizaje es una realidad palpable”.

En definitiva, si hoy podemos observar le mestizaje y la síntesis cultural es precisamente porque gracias al trabajo de Bartolomé des las Casas se pronunciaron leyes para proteger a los indios. Por lo cual la utilización que se hizo del libro que inicialmente obraba para el bien común fue distorsionada y los contenidos del mismo fueron utilizados para crear una opinión negativa acerca del Gobierno Español.

 La leyenda negra entorno a la persona de Felipe II

 Henry Kamen historiador hispanista nacido en Rangoon, (actual Myanmar) y autor del libro Felipe de España refuta algunas de las leyendas negras acerca del rey Felipe II. Aquí presentamos sus principales ideas:

“Siempre lo he considerado uno de los personajes históricos más ultrajado por los historiadores. Américo Castro, en un apéndice a su obra España en su historia, hablaba de “porqué los es­pañoles no quisieron a Felipe II”. De hecho, Castro no ofreció nin­guna evidencia. Felipe se merece nuestra atención porque sigue siendo uno de los más injustamente difamados gobernantes de la Europa preindustrial”.

De este modo resume y refuta los ultrajes que se hicieron al rey:

 Felipe II, castiga­do como antiaragonés (cuando nunca lo fue), anticatalán (tampoco, más bien al contrario), cruel (no lo era, ni existe eviden­cia), vengativo (tampoco), asesino (es decir, asesino de Juan de Escobedo, una acu­sación sin pruebas), imperialista (pero sin añadir ni un centímetro al territorio de Es­paña), fanático (fanático de autos de fe, se quiere decir, cuando asistió solo a cin­co en toda su vida, o uno cada catorce años). El volumen de mentiras que los his­toriadores han repetido sobre Felipe, y siem­pre sin evidencia, merece el estudio de un psicoanalista. Felipe, afirma un catedráti­co español recientemente, destruyó la cul­tura de España al prohibir que los españoles salieran fuera del país para estudiar. Ya que Fe­lipe nunca en toda su vida im­puso tal prohibición, uno pue­de con razón cuestionar los mo­tivos ideológicos de un erudito que deliberadamente presenta lo falso como verdadero.

[…]

Para escapar del odio universal hacia Fe­lipe II, desde el odio por parte de los protes­tantes, los holandeses y los ingleses, has­ta los vituperios de los historiadores libera­les del siglo XIX (Motley, Lafuente), de­terminé crear en mi libro una biografía ba­sada puramente en los manuscritos del Rey. Descubrí que tenía pocos de los vicios que se le atribuían, pero también ninguna de las virtudes que los historiadores conservado­res reaccionarios le daban. El Rey era un hombre duro, pero no era ni cruel ni sangui­nario, y si su política a veces resultaba cruel,entonces intentaba cambiarla. Cuando en 1573 hizo que Luis de Requesens sustitu­yera al duque de Alba en los Países Bajos, insistió a Requesens: “que tratéis a los de allí con amor y buen acogimiento, pues en ello no se puede perder nada”. Incluso en Aragón, en 1591, cuando el caso de An­tonio Pérez provocó motines, su primera reacción fue en favor de la precaución: “Si se puede asentar esto por bue­nos medios será mejor que obli­garse a la fuerza”. Sería interesante saber si estas ci­tas han aparecido algu­na vez en un manual de Historia español. 

Henry KAMEN
LA AVENTURA DE LA HISTORIA, nº 111

 Al parecer estas ideas fueron difundidas por su secretario personal Antonio Pérez. Citemos a Fernando García de Cortázar al respecto:

“ El secretario de Felipe II, Antonio Pérez estaba llamado a hacer más daño a la monarquía que todos los ejércitos enemigos juntos. Acusado de alta traición huyó a Aragón y de ahí a Francia donde escribió unos demoledores panfletos contra Felipe II, hábilmente publicados por Holanda y Francia. En ellos se daba una imagen guerrera y salvaje de España devorada por la intolerancia y religión que se expandió rápido por Europa alimentada por los atropellos de los conquistadores en América, la actividad de la Inquisición y la misteriosa muerte del príncipe Carlos, primogénito del rey.”

Conclusión

 En definitiva este estudio basado en la refutación de la Leyenda negra permite un mayor entendimiento de lo que fue dicha leyenda, de sus causas y de sus orígenes a la vez que sus manifestaciones. Sea cual sea el tema del estudio el “presentismo” denunciado por la Dra. Carmen Iglesias es el mejor aliado de los prejuicios por lo tanto es preciso informarse del contexto histórico para poder “opinar” sobre un periodo. Recordemos que la ignorancia no es ninguna opinión…La historiadora explica que las leyendas negras son perniciosas en la medida que se fundan en medias verdades.

 En la leyenda negra se mezclan, historia, historias (leyenda)  y ética lo cual explica el calificativo de “negra”.

Optar por una postura moralizadora siempre es peligroso ya que la historia debe de concentrarse en los hechos.

En la Razón en la Historia, el filósofo alemán Hegel se funda en hechos históricos para demostrar que en la historia la razón no manda. Conocer la crueldad humana de nuestros antepasados y escandalizándonos de ella no impide que haya genocidios, guerras, crueldad por venir. La demonstración del filósofo por desgracia fue bien confirmada en el siglo XX el sual surfrió más de tres genocidios.

Esta visión pesimista puede pertenecer a la filosofía ética y actuar como un detonador de lo contrario tal y como fue el caso con el libro de Bartolomé de las Casas y la Controversia de Valladolid: se dictaron las Leyes Nuevas que protegieron a los indígenas. La codicia y la humanidad siendo lo que son, no significa por lo tanto que fueran respetadas, pero al menos al nivel legislativo marcó un progreso hacia ello.

El historiador cuenta hechos, el filósofo los analiza a nivel ético, los periodistas los difunden, y se editan leyes para que la humanidad avance de una forma más igualitaria. Este proceso circular hace que nuestras conciencias informadas sean las dueñas del destino de la humanidad, pero en cualquier caso los cambios sólo pueden hacerse al nivel individual, y esto también lo ha demostrado la historia: ha habido Schindlers y Padre Ángeles en muchas ocasiones. ¡Que la cara negra de la historia de los pueblos nos ayude a permitir el avance de la humanidad!.

  • Bibliográfía :

Henry Kamen, la Aventura de la historia n°111

Rafael Gómez Pérez, Historia de Iberia Vieja n°30

Fernando García de Cortázar, Historia de España

  •  Referencias en la red

http://www.conoze.com/doc.php?doc=848

http://servicios.elcorreo.com/aula-de-cultura/2009/carmen-iglesias/carmen-iglesias-3.htm

http://rubencastillo.blogspot.com/2009/04/no-siempre-lo-peor-es-cierto.html

Entrevista a Carmen Iglesias, autora de ” No siempre lo peor es cierto

Entrevista al Dr.Luciano Pereña a Paulino Castañeda y al  Dr. Pedro Borges  (Universidad de Sevilla)

Memoria de España – Carlos V, un monarca, un imperio y una espada 

Memoria de España- La España de Felipe II. Un Imperio sin emperador

Anuncios

Un comentario en “la Leyenda Negra española: mitos y realidades

  1. Pingback: Qué supuso para Espana y Europa el descubrimiento de América? | Historia de España

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s